Central de Turnos
Lu a Vi 7 a 21 - Sa 8 a 12

4716-3210

10 claves del embarazo - Dra Celeste Celano MN.127066 NyC

 Celestesola

Las consultas médicas de rutina durante el embarazo son fundamentales para llevar un buen control de la salud de la mamá y el bebé, además de los estudios pertinentes a cada trimestre. Para las mamás primerizas, brindamos una guía de consultas básicas con las dudas más frecuentes. Pero recordá: la consulta con el profesional de la salud es fundamental, porque que cada paciente tiene sus particularidades. Embarazo

El aumento de peso durante el embarazo debe ser medido y bien controlado, tanto para la salud del bebé como de la mamá. ¿Cuánto kilos debo engordar?
Quizá el aumento de peso y el cambio de la figura ocurran desde el momento de confirmarse el embarazo (6-8 semanas). Sin embargo, el peso de la mamá será controlado a partir de las 12 semanas de gestación. Esta es una guía apropiada del aumento de peso según la etapa del embarazo.
0-3 meses --------- 10%
3-5 meses --------- 25%
5-7 meses --------- 45%
7-9 meses --------- 20%

¿A partir de cuándo empezaré a sentir a mi bebé moverse?
Los movimientos del bebé comienzan a sentirse a partir de las 18 semanas aproximadamente. En las semanas anteriores puede sentirse un agradable burbujeo, y también los síntomas típicos del inicio de gestación tales como vómitos, náuseas matinales, mucho cansancio y sueño.

¿Cómo me doy cuenta de que estoy entrando en trabajo de parto?
Las mamás siempre tienen miedo de no llegar a la sala de parto a tiempo y se fantasea con parir en el camino. Las contracciones seguidas y rítmicas marcan el inicio del trabajo de parto. Si bien todas las mujeres no tenemos el mismo umbral de dolor, en mayor o menor medida las percibimos. Para algunas mujeres son en extremo dolorosas, y algunas mujeres pueden no sentir el dolor, pero sí notar cambios en el tono del útero (la panza comienza a ponerse dura). El trabajo de parto puede desencadenarse también con la rotura de membranas (bolsa). Sí te darás cuenta que es hora de llamar a tu médico y salir a hospitalizarte.


¿Qué debo ir preparando en el bolso del bebé?
En el bolso del bebé, una vez que ya nació, nunca debe faltar una mudita completa de ropa, pañales y óleo calcáreo con algodón. Una toallita o cambiador, un abrigo (manta, camperita) por más que haga calor por si cambia de golpe el clima. Y un chupete de repuesto. Lo que la mamá debe llevar al sanatorio u hospital, depende de las indicaciones que haya recibido de cada obstétrica. Algunas instituciones brindan más cosas que otras.

¿Cuándo puedo conocer el sexo del bebé? ¿A partir de qué semana de embarazo? Generalmente puede conocerse el sexo del bebé desde la semana 13 a través de una aproximación de un estudio obligatorio llamado Translucencia Nucal, pero si aún no se revela, a partir de la semana 18 aproximadamente en las ecografías de rutina. Y por supuesto, en cualquier momento del embarazo en mamás que se realicen estudio genético por punción.

¿Puede mi bebé portar alguna enfermedad genética?
Los bebés con antecedentes familiares de enfermedad genética, pueden ser portadores de alguna de ellas. El estudio de la Translucencia Nucal y el Scan Fetal ayudan a conocer anomalías genéticas desde temprano. Otros estudios son indicados para parejas con antecedentes familiares y para mamás de más de 40 años.

¿Cómo debo alimentarme en el embarazo? ¿Qué son recomendables para que a mi bebé no le falten nutrientes?
La alimentación de la futura mamá debe ser saludable ante todo. Rica en proteínas, grasas sanas (como huevos, quesos, lácteos, pescados) e hidratos de carbono no refinados. Se deben reducir aportes de colesterol excesivo: fiambres, embutidos, productos de panadería que no sean integrales. Debe aumentar el consumo de frutas y verduras bien lavadas. Y evitar las carnes crudas o poco cocidas, tanto así como la llamada comida chatarra.

Una vez que el bebé nace, ¿Cómo dar la teta y cada cuánto? ¿Cómo sé si tengo leche o no? ¿Qué alimentos debo consumir para favorecer la lactancia?
Para dar el pecho al bebé cuando nace, en la internación conjunta -que es el período posterior al parto donde la mamá y el bebé permanecen en el sanatorio u hospital elegido hasta el alta de ambos-, generalmente una enfermera especializada o una especialista en puerperio, llamada puericultora, se encarga de explicar a la mamá la técnica de amamantamiento. Lo aconsejable es que el bebé esté con la mamá lo antes posible luego del parto porque esto favorece una buena prendida al pecho desde el inicio. Y que reciba la mayor cantidad de alimento materno posible, esto debe cumplir la condición de que el pecho se encuentre turgente y lleno de leche, para que el bebé no succione en vano. Con lo cual, entre toma y toma debería pasar al menos hora y media, que es lo que el pecho tarda en llenarse.
Para favorecer la bajada de la leche, la mamá debe ingerir mucho líquido (agua, jugos naturales de frutas, mate cocido, mate) y consumir alimentos ricos en agua, tales como sopas, verduras, frutas. Debe mantener el consumo de carnes para contrarrestar la anemia. No es cierto que, si se consumen alimentos que provocan meteorismo (gases), estos vayan a ser traspasados al bebé.

¿Cuándo es adecuado que los familiares vayan a conocer al bebé? ¿Está bien que vayan al sanatorio o al hospital? ¿O mejor que esperen la llegada al hogar?
Por lo general, la familia y amigos desean conocer al bebé lo antes posible. No hay una regla de cuál es el mejor momento. Tal vez la visita en el lugar de nacimiento sea más ordenada, ya que se respetan los horarios de visita y la mamá tiene su espacio de descanso. Además, habitualmente las visitas ingresan de a dos, lo que hace más tranquilo el encuentro. Y esto permite que, una vez llegada la nueva familia al hogar, pueda manejar sus tiempos para acomodarse a la nueva vida.

¿Qué elementos es imprescindible tener en casa para cuando llegue el bebé?
Los elementos a tener en cuenta al llegar a casa con el bebé son bien básicos. No hace falta contar con todo lo que nos vende el mercado. Un moisés o cunita donde pueda descansar el bebé, ropita adecuada de algodón para no lastimar su piel. Un cochecito de paseo para el momento de trasladarnos, por supuesto si viaja en auto es imprescindible el famoso huevito (butaca con sujeción de seguridad para el auto), y todos los elementos de higiene y accesorios como chupete, pañales (muchos), alcohol para limpiar su ombligo, óleo calcáreo para la colita, etc.

Asesoró: Dra. Celeste Celano MN 127066- Especialista en Pediatría del Sanatorio Modelo de Caseros