Turnos - Lu a Vi - 7 a 21 - Sa 8 a 12
4716-3210

Descubriendo el Covid-19

¿Hay secuelas? ¿Se garantiza la inmunidad? ¿Qué pasa con los asintomáticos? El Dr. Carmelo Celano nos pone al día con las novedades sobre esta enfermedad.

 

La vía aérea. El virus ingresa a nuestro organismo a través de la vía aérea (nariz y boca) o a través de los ojos. Esto puede ocurrir, por ejemplo, cuando alguien contagiado te habla o tose sin respetar la distancia y sin la protección de un tapabocas: las microgotas que se desprenden cuando habla pueden llegar hasta tus ojos, nariz o boca y de ahí entrar al organismo.

Ojo con las superficies. También puede ocurrir que esas microgotas que contienen el virus estén depositadas sobre alguna superficie (como el cajero automático o un picaporte). Si tocás esa superficie y luego te llevás la mano a la cara, el virus puede ingresar al organismo.

Sobre la inmunidad. Haber tenido la enfermedad no garantiza la inmunidad futura. Hay muchos casos de personas que no han desarrollado los anticuerpos luego de haber padecido Covid-19, con lo cual pueden reinfectarse. También se están empezando a encontrar muchos casos de reinfecciones de pacientes recuperados. Si ya tuviste Covid-19, igual tenés que seguir cuidándote.

Sobre la inmunidad de rebaño. Este nombre recibe un fenómeno que se produce cuando la mayoría de la población está inmunizada contra una enfermedad, deteniendo de este modo la circulación del virus. Este fenómeno solo se consigue aplicando la vacuna a la población: para el Covid-19, no existe la posibilidad de generar inmunidad de rebaño de manera natural (a través del contagio masivo, por ejemplo), ya que no hay garantía de que haber cursado la enfermedad provoque inmunidad a largo plazo.

Secuelas. Un estudio determinó que al menos el 78% de los pacientes recuperados de Covid-19 sufrieron, una vez dados de alta, complicaciones cardiológicas. Lo llamativo es que estas secuelas afectaron incluso a pacientes que cursaron la enfermedad de manera leve y que no tenían condiciones preexistentes (como diabetes, hipertensión, etc). Esto demuestra que, independientemente de la gravedad de la enfermedad en sí misma, existe una alta posibilidad de sufrir complicaciones a futuro.

Asintomáticos. Existe un gran número de personas que cursan la enfermedad de manera asintomática. Esto significa que se contagiaron, pero no desarrollaron síntomas. Ellos también pueden contagiar a otros. Tengas o no tengas síntomas, cuidate y cuidá a tu entorno. Podés cursar la enfermedad de manera asintomática y no saberlo.

Cuidados. Las recomendaciones se mantienen estables, y es muy importante seguirlas al pie de la letra. Usá tapabocas y máscara facial (de acetato, por ejemplo); son fundamentales para cortar la cadena de contagio. Mantené una higiene minuciosa: lavate las manos con agua y jabón, usá alcohol en gel luego de tocar superficies fuera de casa (como cajeros automáticos, botones en los ascensores, etc) y limpiá las superficies con una solución de alcohol al 70% o lavandina (según las indicaciones del fabricante). Limpiá todo: la mercadería que traés del supermercado, los picaportes, las llaves de luz, la mesada, la mesa… ¡todo lo que se te ocurra! También acordate de sanitizar frutas y verduras, y ventilar los ambientes regularmente.

El consejo del doctor. Tratemos de evitar el contagio. Respetemos las indicaciones, tomemos las medidas de precaución necesarias y confiemos en la vacuna, que no parece estar muy lejos.

SMC LOGO

SANATORIO MODELO DE CASEROS
Lisandro Medina 2285
(1678) Caseros, Buenos Aires
TEL.: 4716-3200

© Copyright 2020 Sanatorio Modelo de Caseros
Desarrollado por www.internetmedico.com